4 de julio de 2010

Algunas posiciones en torno al matrimonio gay

La ley de matrimonio entre personas del mismo sexo originó posiciónes enfrentadas entre los que están a favor y en contra. Aca comparto con ustedes algunas columnas de opinión, notas que salieron en los diferentes medios y campañas.

Mdza online: Los conservadores quieren conservar lo que conservan (Por Ulises Naranjo) (28/06/10)
Ahora resulta que los sectores conservadores quieren conservar lo que conservan a través de la conservación de medidas propias de tiempos dictatoriales. Es así: resulta que la parte más conservadora de las iglesias andan pidiendo por ahí que se plebiscite un derecho humano fundamental: la posibilidad de elegir, incluso a quien amar; la posibilidad de unirse civilmente. Y ni hablar de la adopción, porque la adopción existe ya. Claramente, en Argentina, si tenés más de treinta años, cualquier persona (cualquier obispo, gay, pastor, ejecutiva, zapatero, beato o futbolista) puede adoptar.

8300: Matrimonio entre raros (04/06/10)
Estoy completamente a favor del permitir el matrimonio entre católicos. Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo.

Mdza online: ¿Y si luchamos juntos por otras cosas? (Por Viviana García Sotelo) (28/06/10)
Me asusta que se asusten del matrimonio gay, como hace años se asustaban cuando un negro subía en el mismo micro que un blanco o usaba el mismo baño. Años de lucha, asesinatos, muertes y violencia tuvieron que pasar para que se entendiera que los “negros” no destiñen ni contagian.

La Nación: Adopción y unión homosexual (19/06/10)
Es sabido que, tras la pretensión de desnaturalizar el matrimonio incorporando la unión homosexual a él, vendrá el intento de legalizar la adopción de menores por los "contrayentes", como los llama alguno de los proyectos de ley. Y este intento de remedo de matrimonio y de supuesta vocación adoptiva vale tanto para la unión homosexual, que algunos proponen como un nuevo instituto, como para la pretendida y equivocada asimilación al matrimonio.

Perfil: Las contradicciones en torno a la adopción gay (23/06/10)
Es difícil dar un debate sobre cualquier tema cuando, en vez de discutir argumentos, uno se ve obligado a responder mentiras. Ya nos acostumbramos a que quienes se oponen a la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo mientan todo el tiempo, pero el editorial publicado este sábado por La Nación, titulado “Adopción y unión homosexual”, es el colmo.

Y por último, dos videos que forman parte de la campaña El mismo amor, los mismos derechos que realizó el Inadi por la igualdad de derechos, que conocí por un post de los Despeinados:


4 comentarios:

  1. Hola!!

    Permíteme presentarme soy Gillian administradora de un par de webs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos y el diseño me gusta. Me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. si estás de acuerdo no dudes en escribirme

    Éxitos con tu Web.

    Gillian Silva
    gilixitana@hotmail.com
    http://gilixita.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu blog. Me alegra encontrar gente de mentalidad abierta fuera del vertedero donde vivo. POr cierto, me hizo mucha gracia que me comparasen con un sifón, me estuve riendo un rato ;)
    Saludos desde España!

    ResponderEliminar
  3. ¡Ya erés internacional estimada Marianella! Lo que me obliga a preguntarte qué esperás para tener tu propio portal? Me alegra mucho tus éxitos porque demuestra que no me equivoqué cuando pensé que había que apoyar tu iniciativa. Seguí así y adelante!
    Jorge

    ResponderEliminar
  4. Más allá de lo opinable en el tema, lo fundamental es que se inició uno de los debates que hay que dar. Aunque algunos señores inquisidores que siempre jugaron a ganador les moleste, vayan archivando la sotana porque la gente cada vez menos aceptan que los reyes de la pedofilia pretendan pensar por ella.
    Iba a publicar como anónimo este comentario pero no me parece ético hacerlo y además porque podría comprometer a Marianella. Mi nombre es Jorge Rovner y me agradaría tener noticia sobre el papel jugado por los curas en los tiempos de plomo, aunque hay que decirlo, tanto silencio no fue gratis.

    ResponderEliminar